Los huesos de las extremidades son largos. Son organos de sosten.

Huesos de las extremidades superiores



Clavicula, omoplato y humero formando la articulacion del hombro.

El humero, en el brazo.

El cubito y el radio en el antebrazo.


Huesos de la mano



El carpo, formado por 8 huesecillos de la muñeca.

Los metacarpianos en la mano.

Las falanges en los dedos.


Huesos de las extremedidades inferiores



El hueso de cada muslo es el femur. Esos dos huesos son los más largos del cuerpo.

La pelvis y el femur, formando la articulacion de la cadera.

La rotula en la rodilla.

La tibia y el perone, en la pierna.

El tarso, formado por 7 huesecillos del talon.

El metatarso en el pie.

Las falanges en los dedos.


 

Huesos de la cadera



Un conjunto de huesos que forma la pelvis (ilion, isquion y pubis), se une a la parte inferior de la columna vertebral. La pelvis sostiene los intestinos y otros organos internos del abdomen. La parte superior de la pelvis es lo que comúnmente llamamos caderas. A ambos lados de la parte inferior de aquella nacen las piernas.



Algunas características de los huesos:

La dureza de los huesos se debe a que contienen gran cantidad de calcio. Este es proporcionado a los huesos por las celulas vivas que hay en el interior de ellos.

Las celulas que forman el tejido de los huesos obtienen el calcio de la leche y de otros alimentos, ricos en este mineral.

Los huesos están cubiertos por una sustancia mineral, pero no por eso son partes sin vida del cuerpo. Los huesos viven porque crecen. La parte viva está constituida por las celulas.

Los huesos nos sostienen

La estructura de un edificio sostiene paredes y techos y protege lo que se guarda en su interior. Del mismo modo, las funciones de los huesos en el esqueleto son múltiples:

Sostienen al organismo y protegen a los organos delicados, a la vez que sirven de punto de inserción a los tendones de los musculos.

El interior de los huesos largos aloja la medula osea, un tejido noble que fabrica globulos rojos y blancos.

Sostienen las partes blandas del cuerpo y le dan consistencia a éste.

Son el apoyo de los musculos y permiten producir los movimientos.

El esqueleto humano es, por lo tanto, la estructura o el armazon que sostiene y protege el edificio de nuestro cuerpo.

Pero no olvidar que hay una diferencia entre las piezas del armazón humano y las estructuras de un edificio: las primeras son partes vivas del cuerpo.

Las articulaciones

Los huesos se mantienen unidos por medio de las articulaciones o coyunturas. Hay articulaciones fijas, como las de los huesos del cráneo y de la cara, exceptuando la mandíbula inferior, que necesita moverse para masticar los alimentos.

Las vértebras, los huesos de las piernas y brazos están unidos mediante articulaciones movibles.

Los huesos se mantienen unidos por ligamentos. Además, hay unas glándulas que segregan un líquido parecido a la clara de huevo, que evita el roce de un hueso con otro. Ese líquido se llama sinovial, y las glandulas, bolsas sinoviales.

 
Imprimir