HURACANES

 

Los huracanes son tormentas fuertes que se forman en el mar y tienen vientos con velocidades de 74 millas por hora (119 km/h) y más. Los huracanes son detectados por satelites desde el momento en que comienzan a formarse y por ello generalmente hay una advertencia 3 ó 4 días antes de que empiece la tormenta. Un huracan cubre un area circular de entre 200 y 480 millas de diametro (320 y 770 km.) En la tormenta hay vientos fuertes y lluvias que rodean al "ojo" central, que tiene unas 15 millas (24 km) de diametro. Los vientos de un huracan a veces pueden llegar a 200 millas por hora (320 km/h.) Sin embargo, el mayor daño a la vida y a la propiedad no es resultado del viento, sino de la subida de las mareas y las crecidas torrenciales.

Dada la fuerza destructora de un huracan, nunca se debe ignorar una orden de evacuar. Muchas de las víctimas del Huracan Andrew que ignoraron las órdenes de evacuar perdieron la vida o se dieron cuenta de que no podían hacer nada para proteger sus bienes contra la tormenta.

Desastres ocasionados por huracanes

A medida que la poblacion sigue creciendo a lo largo de las zonas costeras vulnerables a huracanes en los Estados Unidos, más y más personas se enfrentan a los peligros potenciales que resultan de un huracan. Hoy en día, aproximadamente 75 millones de personas viven dentro de las 50 millas (80 kilómetros) consideradas de alto riesgo para huracanes cerca de las costas.

Algunos especialistas en el clima están preocupados de que la actividad de los huracanes que afectan a las zonas costeras de Estados Unidos podría estar aumentando debido a los cambios climaticos que están ocurriendo ahora en África occidental. De 1940 a 1950 hubo cambios climaticos similares. Durante ese período, hubo tres huracanes que azotaron directamente el area metropolitana de Miami, uno en la region de Tampa, uno cerca de Nueva Orleans y uno en la costa del Golfo de Mexico en Texas.

El mayor desastre natural en la historia de EE.UU. sucedió el 8 de septiembre de 1900 cuando un huracan azotó a Galveston, Texas, matando a más de 6,000 personas. Afortunadamente, a medida que han mejorado en este siglo los pronósticos de huracanes, los planes de respuesta en caso de emergencia, los procedimientos de evacuacion y el entrenamiento del personal de salud pública, la pérdida de vidas humanas se ha reducido enormemente. En 1992, mientras que el Huracan Andrew causó un estimado de 20 mil millones de dólares en pérdidas de propiedades en Florida y Luisiana, el número de muertes humanas fue 41. La única forma de reducir la tragedia humana producida por un huracan es prepararse adecuadamente.

Preparacion para un huracan

Los preparativos para un huracan deben comenzar mucho antes de que éste se produzca. Si usted vive en una zona susceptible a huracanes, puede prepararse con mucha anticipación para los posibles peligros para su salud y seguridad de la siguiente manera:

  • enterándose de los planes para casos de emergencia de su comunidad, las señales de advertencia, las rutas para la evacuacion y las ubicaciones de los albergues de emergencia; y
  • tomando un curso sobre primeros auxilios y resucitacion cardiopulmonar

También debe prepararse para una emergencia meteorologica tomando las siguientes medidas:

  • identificar en la casa los peligros potenciales que podrían presentarse durante un huracan, tales como los que implican el gas, la electricidad, sustancias químicas y daños estructurales;
  • instalar un detector de humo y revisarlo mensualmente;

  • comprar un extintor de incendios y asegurarse de que su familia sepa dónde encontrarlo y cómo usarlo;

  • realizar un simulacro de evacuacion para un mínimo de dos salidas de su casa;

  • proporcionar escaleras de escape para estructuras de varios pisos;

  • establecer un punto donde su familia se reunirá en caso de incendio o si sucede un desastre cuando la familia no está junta en casa;

  • dar a sus parientes y amistades el nombre de una persona con quien comunicarse, que sabrá dónde y cómo está usted;

  • saber dónde se encuentran sus documentos importantes, tales como pólizas de seguro, testamentos, licencias, acciones bursátiles, etc.;

  • enseñar a la familia cómo desconectar la tubería principal del gas y el agua y el conductor principal de la electricidad;

  • poner numeros de telefono para emergencia en cada telefono;

  • informar a las autoridades locales acerca de necesidades especiales que tenga; por ejemplo, personas postradas en cama o incapacitadas; y

  • desechar debidamente todas las sustancias químicas, pesticidas y disolventes que no se usan.

Usted debe abastecer su casa con provisiones que sean necesarias durante el periodo de la emergencia. Estas provisiones deben incluir:

  • varios recipientes limpios para agua, lo suficientemente grandes para tener un abastecimiento de agua para 3 a 5 días (aproximadamente cinco galones o 19 litros por persona);
  • un abastecimiento de alimentos no perecederos para 3-5 días;

  • un botiquin y manual de primeros auxilios;

  • una radio de pilas, linternas de pilas y pilas adicionales;

  • sacos de dormir o mantas adicionales;

  • un buen abastecimiento de cucharas, tenedores, cuchillos, tazas, platos, etc., irrompibles;

  • suministros para purificar el agua, tales como tabletas de cloro o yodo o lejía de cloro casera común, inodora;

  • medicamentos dispensados por receta y necesidades medicas especiales;

  • comida para bebes y/o fórmula preparada, pañales y otras provisiones para bebés;

  • paños de limpieza desechables, tales como toallitas húmedas para bebés que usaría toda la familia en caso de que no hubiera instalaciones para bañarse;

  • un inodoro portatil y papel higienico;

  • suministros para la higiene personal, tales como jabón, pasta dental, toallas higienicas, etc.;

  • fuentes alternas para calentar y cocinar, tales como un calentador de keroseno y una estufa para acampar -- úselos solamente en lugares bien ventilados;

  • palas y herramientas de mano;

  • velas y fosforos;

  • un mapa, un cubo y toallas;

  • uno o más rollos de laminas de plastico, una pistola grapadora con grapas y cinta adhesiva para conductos;

  • bolsas plásticas de basura con ataduras;

  • un estuche de emergencia para su auto con alimentos, bengalas, cables de bateria, mapas, herramientas, un botiquin de primeros auxilios, un extintor de incendios, sacos para dormir, etc.;

  • una radio de banda ciudadana (en inglés CB) o un telefono celular, si es posible;

  • juegos y juguetes predilectos, etc.;

  • dinero extra;

  • comida para los animales domesticos;

  • repelente de insectos; y

  • botas de caucho/guantes de caucho.

Imprimir